Acerca de mí

Versos, canciones y trocitos de carne

Es el nombre de una trilogía negra cuyos denominadores comunes son la poesía, la música y la investigación criminal. 

El 13 de febrero de 2013 se publica la primera parte de la trilogía, Memento mori, en la que se presentan los personajes que protagonizarán la historia, aunque no todos nos acompañarán hasta el final del viaje. El argumento está construido sobre los cimientos de la novela negra y el thriller, utilizando una técnica narrativa de corte cinematográfico a través de la cual se logra que el lector se sumerja por completo en la intriga. La acción se enmarca en Valladolid, una ciudad poco utilizada como escenario para la novela, pero que desprende una esencia propia que se revelará como un ingrediente fundamental de esta obra. Recorre los meses de septiembre de 2010 hasta marzo de 2011. 

Dies irae es el título de la segunda parte. El argumento se desarrolla en un doble espacio temporal: desde marzo hasta mayo del 2011, y en un pasado reciente, en el que se relatan escenas que irán aportando luz a las preguntas que revolotearán a buen seguro en la mente del lector. La acción no llevará a recorrer las calles de dos ciudades europeas: Trieste y Belgrado, a las que viajé para capturar sus fragancias y poder impregnar las páginas de esta novela. Se mantienen los cimientos de la trilogía, pero la cámara se acerca aun más a los hechos envolviendo al lector en el dramatismo del guión. También se añade el componente histórico, con el que se consigue que adquiera mayor profundidad que su predecesora. Los giros inesperados y el imprevisible final harán que el lector siga saboreando sus capítulos durante un tiempo, tras haber leído la última página. 

Consummatum est cerrará la trilogía en un periplo que recorrerá varios escenarios de Europa para terminar donde todo empezó. No puedo contar nada más para no desvelar acontecimientos pero sí puedo arriesgarme a decir que el final no dejará a nadie indiferente. 

Gracias por estar ahí.