Reseña de Memento mori en "Estantes llenos de libros"

"El tiempo pasa volando mientras pasas las páginas de esta historia"

Impresionante esta primera novela de la trilogía "Versos, canciones y trocitos de carne". Es también la primera novela del autor, ¡quién lo diría! Sin duda alguna toda una revelación en el género.

El título de la novela, Memento mori, es una frase latina que significa «Recuerda que morirás» y que suele usarse para identificar la fugacidad de la vida.

La historia se inicia con la muerte de una chica ecuatoriana cuyo cadáver presenta una extraña mutilación en los párpados, muerte que además viene firmada por unos versos que el autor del crimer ha dejado junto al cuerpo. Ramiro Sancho, Inspector de policía del Grupo de Homicidios de Valladolid, se encargará de investigar el asesinato, lo cual será para él todo un reto teniendo en cuenta a quién se debe enfrentar.

Augusto Ledesema tiene un coeficiente intelectual por encima de la media, cuida su físico de forma obsesiva y tiene una personalidad harto complicada. Está convencido de que sus actos quedarán impunes porque se cree muy por encima de las posibilidades de la policía para dar con él.

Ante las dificultades que encuentra la policía para avanzar en el caso, un reputado psicólogo criminalista con muchos casos importantes de asesinatos en serie a sus espaldas les ayudará a conocer el funcionamiento de la mente criminal. Armando Lopategui, apodado Carapocha, tratará de ayudar a  Sancho con sus poco habituales métodos para dar caza a Augusto.

Desde el principio la historia atrapa y, aunque ya conocemos desde el inicio quién es el asesino, lo interesante será poder ir descubriendo capítulo a capítulo el por qué de los sucesos que tienen lugar, qué es lo que empuja a Augusto a actuar de la manera que lo hace y cómo actúa Sancho para conseguir su propósito de atrapar al criminal.

Los tres personajes principales, Augusto, Sancho y Carapocha, me han gustado mucho. Admito que con Sancho y Carapocha he tenido momentos buenísimos con esas conversaciones suyas tan divertidas. El diálogo ayuda mucho a dar fluidez a la novela y el resultado global de esta novela es una historia amena, intensa, con una frenética evolución de los hechos que lleva al lector a leer y leer y leer.

Uno de los aspectos relevantes de la novela es la música, una de las grandes pasiones de Augusto. Me ha encantado poder poner banda sonora a la historia, ir leyendo y poder escuchar de fondo todas esas canciones que una y otra vez ambientan cuanto sucede. Enrique Bunbury, Depeche Mode, Love of Lesbian, The Cranberries, Vetusta Morla...

Me lo he pasado genial leyendo esta novela, es una aventura trepidante, llena de tensión y perfecta para devorar en los ratos de ocio, el tiempo pasa volando mientras pasas las páginas de esta historia. Si te gusta la novela negra no la dejes pasar, te va a sorprender.

Aquí el acceso al site.